Los dirigentes y la (falta de) responsabilidad social


Resulta paradójico que se use tan frecuentemente la palabra responsable para referirse a la persona encargada de hacer que algo se cumpla cuando vemos a nuestro alrededor tan escaso ejercicio de la responsabilidad, particularmente por quienes estarían más llamados a ello.

La correlación entre autoridad y responsabilidad es un tema clásico en la teoría de la administración, y desde hace más de un siglo se asume que cuanta más autoridad, mayor es la responsabilidad que lleva aparejada. Es lógico, puesto que quien tiene la capacidad, es decir, el poder para hacer las cosas es quien ha de rendir cuentas de cómo ha usado ese poder. Pues bien, esta obviedad parece haberse convertido en los últimos tiempos en una idea obsoleta que hay que desterrar, casi como esas reglas de urbanidad decimonónicas que predicaban nuestras tatarabuelas. Y lo parece porque venimos asistiendo a unas enormes faltas de la más elemental responsabilidad social por parte de muchos dirigentes de los más importantes ámbitos del poder: el económico y el político.

La más reciente muestra: la extrema tensión que el Tea Party ha impuesto en la negociación del techo de la deuda en EE.UU. solo para demostrar su fuerza, con tal clarividencia que en la práctica ha fracturado su propio partido más de lo que ha perjudicado a sus adversarios. La falta de responsabilidad política, social y económica de esta conducta es inaudita y, de hecho, así lo están interpretando los mercados con las fuertes bajadas de las bolsas que se vienen produciendo a renglón seguido.

Pero no solo en Estados Unidos cuecen habas. Aquí en España también tenemos un ramillete florido de muestras de irresponsabilidad. Hace dos meses de la debacle electoral del Partido Socialista sin que se hayan producido dimisiones prácticamente a ningún nivel. En cambio, se han dado miles de justificaciones basadas en elementos externos como la crisis o en la socorrida coletilla del “hemos hecho las cosas bien, pero no hemos sabido explicarlas”.

Otra flor, esta del jardín de enfrente: hace más de un año, cuando el Gobierno tuvo que reconocer por fin la profundidad de la crisis y tomar medidas para limitar el déficit, el partido de la oposición, adhiriéndose a la literalidad de su papel, se opuso, por más que se tratase de la misma clase de medidas que venían reclamando desde meses antes. Y lo han seguido haciendo con todas las disposiciones restrictivas posteriores, mientras que mantienen guardado en el cajón su programa electoral, que no puede encerrar nada más que propuestas parecidas.

Pero no olvidemos el poder económico. Hace unos días se publicó que los sueldos de los directivos del Santander habían crecido un 24% en el primer semestre del año, pese a que el beneficio del periodo había caído un 21%. Y no es el único caso: el conjunto de las empresas del Ibex 35 ganaron un 6,1% menos hasta junio mientras los salarios de sus directivos aumentaron un 14%. Se ve que todas estas empresas son tan consideradas con sus altos directivos que no quieren castigarlos por su menor rendimiento, no vaya a ser que se desmotiven. No aplican sin embargo la misma regla a sus empleados de a pie, ya que Telefónica está preparando un ERE de 6500 personas.

Y para guinda, las recientes declaraciones del presidente de la patronal que pedía acabar con los que se apuntan al paro “porque sí” (que me digan cómo se hace eso). En un país con cinco millones de desempleados y casi un millón y medio de hogares con todos sus miembros en paro, esta propuesta suena macabra, sobre todo cuando la relacionamos con el dato de que en la CEOE hay ocho empleados por cada liberado sindical.

Señores dirigentes, más responsabilidad, aunque solo sea por educación, por no insultar la inteligencia de las personas. Ya que tienen el poder, tengan la vergüenza de usarlo responsablemente.

Ana M. Castillo Clavero

PRESIDENTA DE ADRO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s