“Los zapatos no se comen. La fallida estrategia de la marca de zapatos Tom´s para luchar contra la pobreza.

The Economist se hace eco de un interesante estudio sobre la estrategia de Responsabilidad Social de la marca de zapatillas Tom’s.

La marca se compromete a que con cada par de  zapatos que te compras regalan otro par similar a chicos y chicas en situación de pobreza. Un propósito loable si contamos que, como mínimo, debes gastarte 60 euros para conseguirte un modelo.Las zapatillas de la marca son de un diseño  austero y enfocado a la utilidad, y, por tanto, acorde por tanto con su estrategia RSE.
Se entiende que en contextos de vulnerabilidad social no vas a regalar zapatillas “de lujo” que terminen discriminando a las personas que la padecen  y generando tensiones sociales  entre  los más jóvenes  (imaginemos una estrategia parecida pero en menor escala, obviamente, para Nike).
Los dueños de la firma pidieron a un grupo de investigadores que estudiaran el impacto de su estrategia RSE  y el resultado no arrojó buenas noticias.No se encontraron evidencias claras de que  se cumplieran los propósitos sociales de la marca, es decir, ni los chicos mejoraron su salud ni su autoestima y lo que es curioso tampoco descartaron sus zapatos viejos.
El bajo impacto social de su programa RSE  ha llevado a la empresa a replantearse su estrategia introduciendo nuevas líneas de actuación como la donación de gafas de sol vista corregida (un esfuerzo loable si atendemos a que la marca solo fabrica gafas de sol) o de zapatos a aquellos chicos y a aquellas chicas que se involucren en los proyectos comunitarios.
Y es que, efectivamente, tal y como señala uno de los investigadores los zapatos no dan de comer. Pero seguramente son la mejor metáfora para entender que la ayuda al desarrollo puede hacer más llevadero el camino de la inclusión social y económica siempre que  ayude a sus beneficiarios a caminar con autonomía y no dependiendo de la voluntad y la eficiencia del marketing social.
Anuncios

¿y tú? ¿Eres un “giver”, “taker” o “matcher”?

(también compartido en http://estadodelacuestion.wordpress.com)

Según  el psicólogo organizacional Adam Grant en cualquier organización sueles encontrarte tres tipos de personalidades: la de los “takers”, la de aquellos dispuestos a sacar ventaja de todo y de todos, la de los “givers” sujetos que siempre están dispuestos a ayudar y la de los “matchers”, esos que dan solo si saben que se lo pueden cobrar después. Paradójicamente en sus investigaciones Grant descubrió que los “givers” suelen, estadísticamente, obtener mejores resultados para ellos y para la organización. Principalmente porque son más.

Siguiendo a Grant resulta que se abre el siguiente reto para el líder o la lideresa de cualquier organización : ¿cómo convertir la paranoia propia de los “takers”, complementada por el “cotilleo” que caracteriza a los “matchers” en la “pronoia” que necesitan los “givers”, y que no es otra cosa que la creencia de que hay más gente que conspira a favor de tu bienestar que en contra?

Si eres CEO Adam Grant te hará entender que si quieres una organización de éxito debes apostar por los “givers”. Y si eres uno de esos “givers” entenderás que aprender a lidiar con takers y matchers es la clave de tu éxito, que siempre será el de todos tus compañeros y compañeras.

APORTANDO NUESTRO GRANITO DE ARENA AL NUEVO PROYECTO DE LAS CÁMARAS DE COMERCIO DE ESPAÑA

Estamos orgullosas  de formar parte de este proyecto de las Cámaras de Comercio de España dando nuestro apoyo a las emprendedoras sociales que, día a día, trabajan en la Economía Social.
Gracias Adela Marcos  por fomentar la pluralidad y apoyar el gran trabajo que miles de mujeres llevan a cabo en las organizaciones sociales de España y del mundo.
Podéis seguir el proyecto aquí:  http://empresarias.camara.es/sabiduria-mujer/
foto cámara

Pasaportes digitales para productos y servicios que garanticen al consumidor una compra ética. ¿También a los consumidores pobres?

movil provenance

Uno de los retos más importantes que enfrentamos a la hora de desarrollar una estrategia de Responsabilidad es la de visualizar la trazabilidad de nuestros productos o servicios a unos  clientes y consumidores finales cada vez más exigentes con la transparencia de nuestra gestión como operadores económicos y políticos . Así las cosas, las aplicaciones tecnológicas emergen como recursos eficaces para que los consumidores puedan verificar esta transparencia.

Este artículo “Blockchain: the solution for transparency in product supply chains“apunta a la oportunidad de implementar una suerte de “pasaporte digital” para los productos que compramos, esto es, una aplicación que permita al consumidor seguir  la cadena de valor del producto o servicio que adquiere.

En otras palabras se trata de facilitar al  consumidor  mediante la tecnología digital  la información sobre  el qué, el quiénes, el cómo y el dónde de la fabricación y comercialización de lo que compra.

Las decisiones de compra son decisiones éticas que convierten a los consumidores en “colaboradores necesarios” o en “colaboradores por necesidad” de las decisiones de un sistema económico injusto con las personas y con el planeta.

Su condición de colaborador “necesario” o “por necesidad” va a depender básicamente de la disponibilidad y acceso a la información veraz que tengan sobre el producto y de su nivel de renta.La certeza es que los consumidores pobres son claramente “colaboradores por necesidad” ya que tienen escasas o nulas posibilidades de decidir sobre su compra forzados como están  a adquirir aquello que, simplemente, se pueden permitir: productos de menor calidad y tradicionalmente con menores garantías sobre la transparencia de su procedencia.

Cuando la pobreza inclina la decisión de compra es ingenuo pensar que cambiar  pautas de consumo va a a depender solo de la información que quieran dar las empresas y  de la facilidad de acceso a la misma mediante  una aplicación tecnológica.

Volvamos a RSE como estrategia de gestión

Recomendamos hoy1adro  la lectura de este revelador artículo “El porqué de la irresponsabilidad social corporativa” publicado por el equipo de la Fundación Alternativas el 3 de Diciembre de 2015 en el diario español “El País”.

La consideración de la Responsabilidad Social como una moda pasajera (como si solo fuera  factible en época de bonanza económica) y los mayores niveles de opacidad  asociados al mayor tamaño de la empresa son  las razones que puede explicar los comportamientos irresponsables incluso de aquellas empresas que han intentado labrarse una reputación social en estos años.

En un mercado interconectado la independencia  de la empresa respecto del  cliente y de la sociedad es, prácticamente, imposible por lo que debe recuperarse la idea de la RSE como una estrategia de gestión organizacional que promueve un crecimiento sostenible, justo con las personas y con el planeta.

Málaga Ciudad para Vivir y Convivir

Ayer Maria-zambrano_unocomunicacionaprobamos en la  Junta Directiva de nuestra Asociación la presentación de dos proyectos a la convocatoria de Subvenciones del Ayuntamiento de Málaga que forman parte de nuestra estrategia de trabajo para el fomento de los Territorios Socialmente Responsables.Como decía nuestra admirada María Zambrano “Vivir es Convivir” y tal y como Yayo Nieto me comentaba hace unos días tenemos que aunar esfuerzos para hacer de Málaga una ciudad para vivir y convivir #ideasparalagente