Pasaportes digitales para productos y servicios que garanticen al consumidor una compra ética. ¿También a los consumidores pobres?

movil provenance

Uno de los retos más importantes que enfrentamos a la hora de desarrollar una estrategia de Responsabilidad es la de visualizar la trazabilidad de nuestros productos o servicios a unos  clientes y consumidores finales cada vez más exigentes con la transparencia de nuestra gestión como operadores económicos y políticos . Así las cosas, las aplicaciones tecnológicas emergen como recursos eficaces para que los consumidores puedan verificar esta transparencia.

Este artículo “Blockchain: the solution for transparency in product supply chains“apunta a la oportunidad de implementar una suerte de “pasaporte digital” para los productos que compramos, esto es, una aplicación que permita al consumidor seguir  la cadena de valor del producto o servicio que adquiere.

En otras palabras se trata de facilitar al  consumidor  mediante la tecnología digital  la información sobre  el qué, el quiénes, el cómo y el dónde de la fabricación y comercialización de lo que compra.

Las decisiones de compra son decisiones éticas que convierten a los consumidores en “colaboradores necesarios” o en “colaboradores por necesidad” de las decisiones de un sistema económico injusto con las personas y con el planeta.

Su condición de colaborador “necesario” o “por necesidad” va a depender básicamente de la disponibilidad y acceso a la información veraz que tengan sobre el producto y de su nivel de renta.La certeza es que los consumidores pobres son claramente “colaboradores por necesidad” ya que tienen escasas o nulas posibilidades de decidir sobre su compra forzados como están  a adquirir aquello que, simplemente, se pueden permitir: productos de menor calidad y tradicionalmente con menores garantías sobre la transparencia de su procedencia.

Cuando la pobreza inclina la decisión de compra es ingenuo pensar que cambiar  pautas de consumo va a a depender solo de la información que quieran dar las empresas y  de la facilidad de acceso a la misma mediante  una aplicación tecnológica.

Volvamos a RSE como estrategia de gestión

Recomendamos hoy1adro  la lectura de este revelador artículo “El porqué de la irresponsabilidad social corporativa” publicado por el equipo de la Fundación Alternativas el 3 de Diciembre de 2015 en el diario español “El País”.

La consideración de la Responsabilidad Social como una moda pasajera (como si solo fuera  factible en época de bonanza económica) y los mayores niveles de opacidad  asociados al mayor tamaño de la empresa son  las razones que puede explicar los comportamientos irresponsables incluso de aquellas empresas que han intentado labrarse una reputación social en estos años.

En un mercado interconectado la independencia  de la empresa respecto del  cliente y de la sociedad es, prácticamente, imposible por lo que debe recuperarse la idea de la RSE como una estrategia de gestión organizacional que promueve un crecimiento sostenible, justo con las personas y con el planeta.

Málaga Ciudad para Vivir y Convivir

Ayer Maria-zambrano_unocomunicacionaprobamos en la  Junta Directiva de nuestra Asociación la presentación de dos proyectos a la convocatoria de Subvenciones del Ayuntamiento de Málaga que forman parte de nuestra estrategia de trabajo para el fomento de los Territorios Socialmente Responsables.Como decía nuestra admirada María Zambrano “Vivir es Convivir” y tal y como Yayo Nieto me comentaba hace unos días tenemos que aunar esfuerzos para hacer de Málaga una ciudad para vivir y convivir #ideasparalagente

ADRO se reúne con la Coordinadora del Instituto de la Mujer para presentar nuestro programa de trabajo

Ana María Castillo Clavero, Presidenta de ADRO y miembros de su Junta Directiva han mantenido  un encuentro con la Coordinadora del Instituto de la Mujer, Estefanía Martín Palop, para intercambiar ideas y propuestas sobre Responsabilidad Social y Liderazgo femenino.

Durante la reunión dimos a conocer las ultimas iniciativas en las que ha venido trabajando ADRO, entre ellas el Convenio firmado con la Universidad Mondragón para la realización de prácticas de emprendimiento e innovación social y las que se derivan de nuestra recien estrenada Certificación como entidad social familiarmente responsable, sello EFR.

Os dejamos algunos instantes de la reunión .

tiff infomation tiff infomation tiff infomation tiff infomation

ADRO RECIBE EL DISTINTIVO MÁS FAMILIA POR NUESTRO COMPROMISO CON LAS MEDIDAS LABORALES PARA LA CONCILIACIÓN

mas familiaEl pasado mes de diciembre se nos comunicó oficialmente que habíamos superado  las pruebas de verificación para recibir el distintivo de organización comprometida con las mediadas que fomentan la igualdad y la conciliación familiar.

Este distintivo refuerza nuestro compromiso y nuestras ganas de apoya el trabajo que la Fundación Más Familia viene desempeñando para conseguir empresas más humanas, más cuidadoras y más igualitarias.

El informe completo de nuestra verificación que incluye las propuestas de mejora pueden verlo aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La corrupción en un país decente

La corrupción no puede ser tomada como el mal endémico de un país. Simplemente porque nos contagia y nos señala a todo un pueblo como el Prestige marcó en negro las costas azules del Cantábrico.
Y eso fue lo que hizo Rosa Díez pattiesta semana  en el Congreso: comparar la corrupción con el ébola una enfermedad que va camino de convertirse en endémica para un país como Liberia y para un continente como el africano.
Flaco favor. Claro que si atendemos a que no se invierte en los medios para frenar el contagio, en uno y otro caso, la enfermedad es inevitable.
Algo es claro en este asunto de la corrupción: la indignación ciudadana alimentada por una dirigida (y, en ocasiones, necesaria) crispación mediática impide a la ciudadanía pensar con objetividad sobre ciertos hechos.
Me refiero, en concreto, a algunos.
Lamentablemente hoy parece casi imposible evitar que, en cualquier organización decente, aparezcan ovejas negras y con ellas los casos de corrupción. Parece inevitable pero es controlable, como el ébola hasta que aparezca la vacuna.
Las organizaciones pueden y deben tener códigos éticos que atiendan con mano firme los casos y sus consecuencias.
Otro asunto es cuando la corrupción se convierte en “estructural” y en “modus operandi”.
Cuando un Presidente de gobierno como Aznar cobra comisiones por utilizar su influencia y experiencia como Jefe de Gobierno para que una empresa española consiguiera contratos en Libia  (ojo también corrupta porque entra en el juego, hacen falta dos para el tango) marca una tendencia en el comportamiento, desde luego nada ética, que puede contagiarse en la organización política y convertirse en estructural.
A mi todo este asunto de Aznar me recuerda mucho a cómo funciona la mafia. En la mafia no hay ovejas blancas con alguna inevitablemente negra. Si fuera así sería una organización decente con el mismo riesgo de corrupción que otras organizaciones decentes.
Creo que debemos reflexionar seria y críticamente sobre este hecho y explicarlo a la ciudadanía. No hay corruptos más o menos enriquecidos gracias al juego sucio. Ni corruptos más cultos o menos según en qué gastaron el crédito de las tarjetas opacas.
Simplemente hay inevitables corruptos en organizaciones mayoritariamente decentes o no.